Nos aproximamos a los días más fríos del año. Por eso te queremos recomendar algunos consejos para proteger a los niños de las inclemencias del tiempo, ya que ellos son quienes más lo notan.
Hay días y días de invierno. Las bajas temperaturas se recrudecen aún más cuando el tiempo viene acompañado de fuertes rachas de viento y aumentan la sensación de frío, la cual ya viene incrementada de por sí por la característica humedad del litoral mediterráneo. Esto se complica especialmente por las mañanas cuando queremos llevar a los pequeños al colegio o por la tarde noche cuando salen de algunas de sus actividades extraescolares.
Sin embargo, eso es tan solo lo que vemos. Muchas veces nos preguntamos si durante el día están bien o, en realidad, pasan frío, cuando están mucho tiempo sentados en clase, cuando salen al patio y juegan en la calle con sus amigos… ¡Evita los resfriados!

6 tips para proteger a los niños del frío

Lo cierto es que el sistema inmunológico de los niños y niñas es más débil que el de los adultos, por ello tienden a recaer con más frecuencia en catarros, gripes y demás, tendiendo a contagiar a sus compañeros, amigos o familiares.
¿Qué tener en cuenta?

  1. En olas de frío evitar salir a la calle en horas clave.
  2. Elige cuidadosamente la ropa con la que abrigues a los niños y niñas. No se trata de forrarlo al máximo de ropa como si se tratase de un muñeco de nieve. No obstante, lo más recomendable es vestir al pequeño/a por capas en lugar de prendas muy gruesas, ya que es importante que no sude como consecuencia de un exceso de abrigo. De esta forma, podrá quitarse ropa cuando esté en sitios con calefacción.
  3. Protege a los niños/as del viento con bufanda, guantes y gorro o capucha. Es preferible que estas prendas sean de algodón o de tejido suave para que el niño o la niña no tenga molestias. Si éste empieza a quejarse cuando se lo pones, ármate de paciencia y trata de hacerle entender por qué es importante que se abrigue correctamente de forma cariñosa.
  4. Protege al bebé en el cochecito con un buen cobijo en su interior. Cierra el protector de cubierta del carrito en los días más fríos y de mayor viento. Tapa al pequeño con los accesorios que veas convenientes según la temperatura de tu zona: mantas, sacos, cubrepiés… Seguro que no exagerarás.
  5. El cuello, la nuca y la frente son las zonas donde mejor puedes comprobar la temperatura corporal de los niños y niñas, así como los pies, que casi siempre los tienen fríos. Así que no te olvides de hacerlo porque a menudo ellos mismos no son conscientes de si están sudando o tiritando de frío.
  6. Refuerza sus defensas para protegerlo aún más del frío. En invierno se recomienda reforzar las raciones de frutas y verduras para ofrecer a su dieta mayor vitamina C y A, además de prepararlos caldos y bebidas calientes para entrar en calor.

Esperamos haberte sido de ayuda para proteger a los niños del frío este invierno.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound