Ninguna persona es más inteligente que otra, solo tiene una inteligencia diferente, una inteligencia en la que destaca más. Esta premisa es la que defiende la teoría de las inteligencias múltiples, ideada por el psicólogo estadounidense Howard Gardner como contrapeso al paradigma de la inteligencia única.

De hecho, Gardner defendía que la inteligencia académica no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona, sino que cada persona desarrolla una inteligencia diferente. Con ello se refiere a que Albert Einstein no posee una mayor inteligencia que Mozart o Leo Messi, sino que cada uno de ellos ha desarrollo un tipo de inteligencia distinta.

Esto ocasionó que el psicólogo americano “descubriera” que no existe una inteligencia única, sino que en realidad hay muchas inteligencias, todas ellas independientes las unas de las otras, pero imprescindibles para el desarrollo del ser humano en su conjunto.

En los últimos años este concepto se ha popularizado en todo el mundo al darnos cuenta de que muchas personas contaban con habilidades para ciertas cosas, pero para otras se les complicaba más. Incluso se ha dejado de lado el famoso test de inteligencia moderno elaborado por Alfred Bined y Theodore Simon en 1904.

Actualmente, obtener un negativo en un test de estos hace que el alumno se sienta más frutado y con la creencia de que obtendrá menos éxito en la vida. Respecto a esto, Gardner expresó, en una entrevista realizada mientras recibía el Premio Príncipe de Asturias en 2011, que «librarnos de este estigma social es uno de lo mayores logros de las inteligencias múltiples». Además, explicó que «hoy en día existen miles de inteligencias múltiples, tantas como las 8 inteligencias básicas descubiertas hace 20 años».

Las 8 inteligencias de Howard Gardner

El estudio de Howard Gardner, publicado en su libro “Estructuras de la mente”, ha logrado identificar y definir hasta 8 tipos de inteligencias:

  • Inteligencia lingüístico-verbal

Este tipo de inteligencia hace referencia a la capacidad de expresarse mediante el lenguaje hablado como escrito y la gestualidad. Las personas que poseen una inteligencia lingüístico-verbal gozan de un lenguaje rico y fluido, usan correctamente las palabras y conocen sus distintos significados. Además, les encanta leer, los juegos de palabras y las sopas de letras, preparar discursos, escribir cuentos o inventar historias.

Las profesiones donde destaca la inteligencia lingüístico-verbal podrían ser políticos, escritores, poetas y periodistas.

  • Inteligencia espacial

Se define como la capacidad de procesar la información en tres dimensiones, relacionar colores, líneas, formas, espacios y figuras. Es decir, es habilidad de poder observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas, manipular o crear imágenes mentales para poder resolver un problema.

Los niños con este tipo de inteligencia tienen preferencia hacia juegos que consisten en armar o desarmar, hacer puzles, legos, laberintos, dibujar, hacer fotografías, editar vídeos hasta creando películas. Es propio de diseñadores gráficos, pintores, fotógrafos y productores.

  • Inteligencia cinético-corporal

Es la habilidad de utilizar el propio cuerpo, coordinando sus movimientos de manera muy competente e incluye equilibrio destreza, fuerza y flexibilidad. Por medio de su cuerpo y los movimientos, aprenden y absorben estímulos.

Según han publicado recientemente en el periódico El País, los niños con inteligencia cinético -corporal sufren mucho en sistemas tradicionales de enseñanza donde se les obliga estar quitos durante largos períodos de tiempo.  Es muy común en bailarines y deportistas.

  • Inteligencia lógico-matemática

Durante años esta inteligencia fue considerada el axis principal del concepto de inteligencia, y se empleaba para saber cuán inteligente era una persona.

Como su nombre indica, la inteligencia lógico-matemática resuelve problemas de forma lógica y con un alto razonamiento numérico. La rapidez de resolver este tipo de problemas es el indicador que determina cuanta inteligencia de este tipo se tiene.

Los niños en los que predomina esta inteligencia les gustan los acertijos, descifrar códigos, los sudokus y conocer cómo funcionan las cosas. Esta habilidad es propia de científicos, académicos, ingenieros y matemáticos.

  • Inteligencia musical

Según Gardner, la inteligencia musical suele estar presente en todas las personas. Pero las verdaderamente inteligentes en este aspecto cuentan con una gran capacidad para percibir y discriminar los sonidos para transformarlos en música, leer, componer y tocar diferentes instrumentos.

Los niños con este tipo de inteligencia se relajan y se centran en la música y les gustan los juegos donde se puedan aprender canciones, crearlas, reproducir los sonidos de la naturaleza o tocar instrumentos musicales.

  • Inteligencia naturalista

Gardner define la inteligencia naturalista como aquella que nos hace sensibles a la naturaleza, los animales y por supuesto, al medio ambiente. Con ella se desarrolla la capacidad de percibir las relaciones entre las especies y obsérvalas. El psicólogo americano considera que esta inteligencia es esencial para la supervivencia del ser humano o cualquier otra especie.

Los niños que poseen esta inteligencia les fascinan las actividades al aire libre, los animales, coleccionar piedras y hojas, y observar insectos.

  • Inteligencia interpersonal

Se trata de una inteligencia que evalúa la capacidad de empatizar con otras personas, la interacción social, la cooperación y el liderazgo.

Los niños con inteligencia interpersonal poseen habilidades para evitar y gestionar conflictos, elegir a sus amigos y manejar las relaciones con las personas que le rodean. Además, disfrutan de la compañía de los demás, disfrutan del juego colectivo y son sensibles a las emociones ajenas.

  • Inteligencia intrapersonal

La inteligencia intrapersonal se refiere a la capacidad de comprender y controlar el ámbito interno de una persona, así como la reflexión y el conocimiento de uno mismo. Los niños y personas con una inteligencia intrapersonal les gustan trabajar solas y saben afrontarse a situaciones conflictivas.

Tanto la inteligencia intrapersonal como la inteligencia interpersonal con claves, dado que ambas gestionan al resto. Es importante recordar, que todos poseemos todas y cada una de ellas, sólo que tenemos desarrolladas unas más que otras.

La educación tradicional y las inteligencias múltiples

La educación de toda la vida, aquella que se enseña en las aulas, se empeña en ofrecer contenidos y procedimientos enfocados a evaluar solo dos tipos de inteligencia: lingüística y lógico-matemática, método que resulta totalmente ineficiente en el proyecto de educar a los alumnos en plenitud de sus potencialidades y evitar ante todo niños frustrados.

El deber de la educación es facilitar la vía idónea para lograr ese aprendizaje. Por este motivo, y gracias a las inteligencias múltiples de Gardner, el reto es integrar contenido, competencias, avances tecnológicos, descubrimientos científicos y convertirlos en proyectos de aprendizaje potentes que motiven a los alumnos, independientemente de la inteligencia que predomine en ellos, a aprender y convertirse en protagonistas de su aprendizaje.

La misión de los profesores de la nueva era frente a sus alumnos es el de ayudarles a reconocer cuales son las inteligencias más desarrolladas y, por ende, guiarles a su correcta utilización, sin olvidar el resto de habilidades que pueda poseer.

¿Qué sucede con las nuevas competencias?

Ante esta nueva situación, Garnerd propone la creación de espacios en las escuelas que favorezcan el trabajo en equipo y la relación con personas distintas las unas a las otras. Espacios donde madres, padres y maestros, compartan momentos, y alumnos con diferentes habilidades aprendan a complementarse. Las inteligencias múltiples favorecen el desarrollo de los músculos de la colaboración entre las personas sin importar en que inteligencia se destaquen.

En definitiva, las inteligencias múltiples permiten llegar a todos los alumnos por igual y es gracias a ellas que la educación dejará de ser una máquina basada en los principios de la revolución industrial para fomentar que los niños encuentren cada uno su elemento.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound