El uso de redes sociales para niños y adolescentes supone riesgos de sobra conocidos que todos queremos evitar a toda costa. ¿Cómo se puede gestionar para que los menores puedan hacer un buen uso de estas nuevas tecnologías? Te contamos qué es lo que se puede hacer y cuáles son las opciones con las que cuentas al respecto.
Probablemente tu hijo/a sepa manejar una tablet o teléfono móvil mejor que tú mismo. No es que las nuevas generaciones hayan nacido con mejores capacidades para el uso de redes sociales o para seguir navegando por Internet, sino que cada vez pasan más tiempo frente a las pantallas y desde edades más tempranas. El motivo es que nuestro día a día nos exige tanto que acabamos relegando el entretenimiento y las actividades educativas en el todopoderoso internet, donde corremos el riesgo de que los niños caigan en las redes sociales en cuanto sepan navegar por sí mismos.
 

Cómo gestionar el uso de redes sociales en niños y adolescentes

En primer lugar, debemos tener en cuenta la cantidad de tiempo que el niño o la niña debe pasar frente a una tableta, móvil u ordenador. Los expertos recomiendan que este tiempo no supere las dos horas diarias, ya que está demostrado que exceder ese periodo crea adicción.
En segundo lugar, tenemos que considerar que cuando el/la menor comienza a navegar por sí mismo es cuando pueden acceder fácilmente a las redes sociales, donde el contenido procede de otros usuarios y no de las búsquedas específicas. Es en este punto donde más vigilancia debemos prestar para evitar la aparición de un contenido indeseado.
Algunas redes sociales permiten la edad mínima de 14 años para acceder a ellas. Sin embargo, los niños y las niñas de entre 10 y 12 años que ya tienen teléfono móvil propio corren el riesgo de saltarse ese requisito fácilmente. De hecho, en Europa el 12% de los niños y niñas de entre 9 y 10 años ya tiene un perfil en alguna red social, llegando a más del 75% entre los 13 y 14 años.
Recientemente la compañía Lego ha creado la red social apta para menores de trece años denominada Lego Life. No obstante, es demasiado común que los niños y las niñas quieran copiarse de sus mayores y se interesen por aquello que no les conviene.
Como las prohibiciones en este tema no son recomendables, toma nota de estos consejos fundamentales para el uso de redes sociales por parte de los menores:

  • Configura la privacidad para que el contenido publicado solo pueda ser visto por sus contactos.
  • Haz saber a tus hijos que las personas que puedan conocer en Internet no son sus amigos, sino personas de las que desconfiar.
  • Trata de guardar todas las conversaciones que mantenga en el chat, ya que podrían ser motivo de denuncia.
  • Desconecta la opción de geolocalización para su mayor seguridad.
  • Hazle saber que cualquier foto que publique en sus redes sociales no desaparecerá de la red, perdiendo el control sobre su difusión y duración.

Además, recuerda apostar por el diálogo para que tu hijo / hija conozca cuáles son los límites que no puede sobrepasar durante la navegación digital o en el uso de redes sociales. No solo tenemos que ofrecer la suficiente confianza como para hablar del tema, si no que también debemos explicar los motivos que nos llevan a preocuparnos por ellos. Ejemplo: el peligro de hablar o quedar con un desconocido por internet o el ciberbullying.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound