ciberbullying

En los últimos tiempos hemos oído hablar mucho del «bullying» en los colegios, una amenaza presencial entre l@s niñ@s y jóvenes con la que cada vez la sociedad está más concienciada y se intenta atajar desde los centros educativos y las familias.

Pero de un tiempo a esta parte con la llegada de las redes sociales y los juegos en línea aparece un nuevo modelo de bullying llamado «ciberbullying» que es un modo disimulado de acoso verbal y escrito. Los acosadores hostigan a sus víctimas a través de dos medios –el ordenador y el móvil–. A través del ordenador, el afectado recibe mensajes acosadores en el e-mail, en el instant messaging. Le cuelgan post obscenos, insultos en chats. Incluso el acosador/es pueden crear blogs o webs para promover contenidos difamatorios.

Hay autores que identifican siete categorías de violencia verbal y escrita a través de las nuevas tecnologías:

1. Flaming: Envío de mensajes vulgares o que muestran enfado sobre una persona a un grupo online o a esa persona vía email o SMS.
2. Acoso online: Envío repetido de mensajes ofensivos vía email o SMS a una persona.
3. Cyberstalking: Acoso online que incluye amenazas de daño o intimidación excesiva.
4. Denigración: Envíos perjudiciales, falsas y crueles afirmaciones sobre una persona a otras o comentarios en lugares online.
5. Suplantación de la persona: Hacerse pasarse por la víctima y enviar o colgar archivos de texto, video o imagen que hagan quedar mal al agredido.
6. Outing: Enviar o colgar material sobre una persona que contenga información sensible, privada o embarazosa, incluido respuestas de mensajes privados o imágenes.
7. Exclusión: Cruel expulsión de alguien de un grupo online.

Si echamos un vistazo a las últimas noticias sobre el acoso en internet, podemos ver como la COVID-19 ha propiciado el aumento de los casos de «ciberbullying» durante el confinamiento. Según Ámbito.com creció en un 40 % en lo que va de la cuarentena y es una problemática actual en la que se da una situación de acoso, molestia, amenaza o humillación hacia un niño/a o hacia un/a adolescente a través de internet y fundamentalmente a través de las redes sociales y juegos en línea.

El artículo «Menores y redes ¿Sociales?: de la amistad al cyberbullying» publicado por el INJUVE (Instituto de la Juventud) y que podéis leer aquí, ha estudiado distintas cuestiones relacionadas con el fenómeno de las redes sociales y el acoso digital y pretende responder a algunas preguntas: ¿es el acceso a Internet determinante a la hora de estar expuesto a recibir agresiones virtuales?, ¿facilita el acceso el desarrollo de conductas negativas de agresión a terceros?, ¿qué papel juegan el género y la edad en esta realidad de víctimas y agresores? Las redes sociales, tan populares entre este grupo de edad, ¿constituyen un caldo de cultivo para este tipo de prácticas?

5 consejos básicos para evitar el ciberbullying

Sin duda la mejor manera de combatir el «ciberbullying» es la prevención, ¿Cómo lo conseguimos?

1. Fomentar la confianza y la comunicación: hablar, ser transparentes, ayudarlos a utilizar Internet con responsabilidad. Incluso, herramientas como el control parental pueden ser un buen recurso para garantizar este buen uso.

2. Cuidar la privacidad: Algunas recomendaciones básicas pasan por privatizar los perfiles en redes sociales, agregar a estas redes solo a personas de confianza, cambiar las contraseñas con frecuencia y configurar las opciones de privacidad de las distintas plataformas.

3. No caer en bulos: Debemos saber qué es un bulo, una mentira y no compartirla en redes sociales. El uso del pensamiento crítico entre los más jóvenes es del vital importancia.

4. Vigilar la privacidad: no compartas nada que no quieras que vean. Cuida y vigila lo que subes en internet.

5. Denuncia: Si eres víctima de acoso en internet o crees que tu hijo/a lo está sufriendo, no tengas miedo y denuncia a (Policía, la propia escuela, moderadores de redes sociales y plataformas, etc.). Y, por supuesto, también están disponibles para informarse las páginas webs y los teléfonos de ayuda de instituciones como Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad) o asociaciones como la española Stop Haters.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound